A new Wave…Mundaka Studio 

A new wave... Mundaka Studio

¿Como se plasmó la idea que hizo surgir a Mundaka Studio? Queremos conocer su ADN. 

El proyecto surgió con el nombre de la playa de ‘Mundaka’, el hecho de que tiene una identidad

muy fuerte siendo un lugar remoto, eso nos inspiró a hacer algo pequeño pero también con mucho carácter.

Al igual que la ola de Mundaka que va en su propia dirección, nosotros queríamos

buscar nuestras propias soluciones para vestir al hombre.


Seguimos la marca desde hace mucho, diríamos que sus inicios.

¿Como ha sido el camino desde dentro? ¿Como ha evolucionado la marca? 

Hace ya 4 años o más que empezamos a pensar y buscar nuestra voz en este proyecto.

En un principio sólo hacíamos pantalones híbridos(pantalón-bañador), después empezamos

con los largos y luego chaquetas para completar los looks y poder plasmar una visión más completa.

Siempre hemos estado focalizados en el producto, la concepción y construcción de la prenda

es el punto de partida desde dónde evolucionamos.

¿Quién hay detrás? 

Somos 4 socios pero yo soy quien se encarga del día a día, diseño y producción.

Mis socios, Aitor, Bruno y Paco, tienen un background de ingeniería y apostaron

por el proyecto desde el comienzo. Es muy inspirador para mí compartir un proyecto ‘moda’

con gente ajena a este mundo que siempre me ha parecido demasiado endogámico. 

Como entiendes la moda actual y futura? Nosotros apreciamos un movimiento cuya

máxima es destacar el producto -premium y sostenible- sobre todo lo demás. 

Estoy de acuerdo con la existencia de esta evolución hacia consumir más local y productos de buena calidad y duraderos.

Ojalá lleguemos casi todos a no consumir en las grandes cadenas sino en pequeñas y medianas marcas

que además de una producción responsable suelen tener una mayor identidad.

A nivel estético creoen la atemporalidad entendida como ‘tu estilo propio permanente’ es hacia lo que nos movemos.

En Mundaka, por ejemplo, repetimos algunos patrones y colores porque los vemos como básicos

atemporales y creo que es bueno que los puedas seguir encontrando a la venta a lo largo de los años.

Mundaka Studio visionó una prenda que aunaba diseño, comodidad y practicidad.

Hablamos de la prenda estrella, los Swhorts. Nos gustaría que contaras a nuestros lectores

(sobre todo para quienes aún no los conocen) cómo surgió la idea. 

Cuando empezó el proyecto buscábamos hacer algo diferente, que fuese atractivo no por su apariencia sino como ‘tipo de producto’.

Al pensar en qué nos gustaría vestir y cómo sería la prenda ideal, pensábamos en libertad y multifuncionalidad.

Así fue cómo fuimos desarrollando la idea de un pantalón híbrido, como un todoterreno para la ciudad y la playa, el agua, etc.


Después de haberlo pensado vimos que ya existía este concepto en las marcas de surf,

pero tenía una apariencia demasiado de bañador en mi opinión, además eran muy difíciles de encontrar,

casi sólo se vendían en EEUU. Nosotros los hicimos más pantalón que bañador.

Los hombres están cada vez más atentos a las tendencias y se aprecia un aumento del consumo

así como de la búsqueda de productos que lo diferencien. ¿Cómo te gustaría vestir al hombre actual? 

Me encanta la pregunta porque creo que el hombre realmente tiene muchas opciones para vestir que no utiliza.

En general está cerrado a determinadas siluetas y tipos de tejido. Yo apostaría por siluetas más amplias y cortas

(como por ejemplo el traje de lino) y tejidos un poco fluidos o blandos, pero rústicos, con texturas diferentes.

Me parece muy atractivo cuando la silueta se aleja del traje sastre tradicional y está más rota, más deshecha…

en general cuando arriesgan un poco más!

No solo vamos a hablar de chicos, queremos conocer los gustos de la diseñadora tras Mundaka Studio.

¿Cuáles son tus marcas “A Bout” con las que mejor te identificas? 

Siempre me ha gustado mucho Lemaire, me impresiona su calidad en todo lo que hace. Y también admiro mucho a Ann Demeulemeester,

para mí es un ejemplo a seguir por su estilo y trayectoria, ha sido siempre fiel a ella misma desde el principio.

También hay otros que ya no existen y me flipaban, de los 90 y los 2000s…como Martin Margiela,

Alexander McQueen y por supuesto Nicolás Ghesquière en Balenciaga. Pero nada de esto ya existe realmente.

Ahora me fijo poco en las pasarelas, me inspira más la gente de la calle, artesanías o trajes antiguos tradicionales o vintage.

SHOP MUNDAKA 


NEWSLETTER

Donec nec est maurishoncus mi at odio

Subscribe and Get $50 Instantly!
10% de descuento en tu primera compra. Lo más nuevo -antes de que se agote-. Invitaciones a nuestras Ventas Privadas.